Cómo hacer mayonesa

Elabora la mayonesa perfecta

Mayonesa sin huevo

Mayonesa sin huevo

Mayonesa casera sin huevo. Sí, has ​​oído bien. Normalmente se la conoce como lactonesa, ya que está elaborada con leche en vez de huevos. También le he puesto un poco de mostaza, porque creo que es un ingrediente imprescindible en cualquier mayonesa.

Sólo dale una oportunidad y verás que no echarás en falta para nada la mayonesa normal. Está tan buena, cremosa y deliciosa como la otra.

Yo lo utilizo para las patatas fritas, el pescado, los sandwiches, etc. Y me sale mucho más barato que la mayonesa comprada en tienda. Además, se exactamente los ingredientes que incluye, todos frescos y sin aditivos ni colorantes.

Ingredientes

Tiempo de preparación: 5 minutos

Da para unos 180 gr de mayonesa

  • 240 ml de leche entera
  • 3 cucharadas de harina de maíz (Maicena)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (mejor si es virgen extra)
  • 1 cucharadita de vinagre de vino
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra molida
  • 1/4 cucharadita de sal

Preparación:

Coloca la harina de maíz en un recipiente y añade la mitad de la leche. Bate bien con la batidora de mano hasta que no tenga ningún grumo.

Calienta la restante leche en una cazuela a fuego medio hasta que empiece a hervir. Cuando llegue a ebullición, añade la leche con la harina y sigue revolviendo con una batidor de varillas manual.

Baja el fuego y deja que cueza hasta que empiece a espesar. Retíralo del fuego y deja que enfríe por completo a temperatura ambiente. Después mézclalo hasta obtener una salsa suave y cremosa.

Ahora, transfiérelo a un bol, y añade la mostaza, la pimienta negra molida, el azúcar, la sal, el aceite de oliva virgen extra y el vinagre.

Bátelo todo bien hasta que esté bien cremoso. Tápalo y refrigéralo.

Mis notas:

  1. Batir la mezcla hasta que quede suave es opcional, pero yo recomiendo hacerlo, ya que ayuda a eliminar los grumos (en el caso de que los haya), y también le da una textura cremosa como si la hubieses comprado en la tienda.
  2. Asegúrate de que se enfríe por completo antes de mezclarlo con los demás ingredientes.
  3. Se puede mantener perfectamente durante 3-4 días en el frigorífico.
  4. No omitas la mostaza, ya que le aporta sabor a la mayonesa.
  5. Utiliza pimienta negra recién molida para darle buena textura y sabor.
  6. Utiliza siempre una cuchara limpia cada vez que lo necesites.
  7. Vigila el espesor de la salsa, de manera que después de añadir los ingredientes líquidos se consiga la consistencia untable correcta.